International Network of Human Rights | Europe
Réseau International des Droits Humains | Europe
Red Internacional de Derechos Humanos | Europa

Chile acogerá la reunión extraordinaria de ministras y ministros de Educación de América Latina y el Caribe

En los próximos días, Santiago de Chile se convertirá en el epicentro de un encuentro trascendental para América Latina y el Caribe. El 25 y 26 de enero de 2024, el país sudamericano acogerá la reunión extraordinaria de ministras y ministros de Educación de la región, denominada "Ministerial de Educación: Santiago 2024".
SHARE

En los próximos días, Santiago de Chile se convertirá en el epicentro de un encuentro trascendental para América Latina y el Caribe. El 25 y 26 de enero de 2024, el país sudamericano acogerá la reunión extraordinaria de ministras y ministros de Educación de la región, denominada “Ministerial de Educación: Santiago 2024”. Esta iniciativa, convocada por la UNESCO y el Ministerio de Educación de Chile, cuenta con la coorganización del Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe (CAF), el Banco Mundial, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y UNICEF.

El propósito fundamental de este encuentro es la formulación de una agenda con acciones concretas, surgiendo de un espacio político y técnico, con el fin de abordar y superar la crisis educativa que ha surgido en la pospandemia. Dada la magnitud del evento, se espera que tenga un impacto significativo en 33 países de la región, afectando a aproximadamente 125 millones de estudiantes, que reciben educación de 6,9 millones de docentes.

La reunión se desarrollará en la sede de la CEPAL en Santiago, constituyendo un foro crucial para el intercambio de experiencias y el diseño de políticas públicas destinadas a la reactivación, recuperación y transformación educativa. Estas políticas se conciben como aceleradores de las metas educativas establecidas en la Agenda 2030, marcando así un hito en la búsqueda de soluciones concretas para los desafíos actuales del sistema educativo.

Este evento se enmarca en el seguimiento a la Cumbre sobre la Transformación de la Educación de las Naciones Unidas, realizada previamente, donde se delinearon estrategias para superar la crisis educativa derivada de la pandemia de COVID-19 y se planteó la reimaginación de los sistemas educativos futuros. En la Cumbre, se renovó el compromiso mundial con la educación como un bien público, subrayando la necesidad de movilizar la acción, la ambición y la solidaridad para encontrar soluciones dentro de los compromisos ya existentes.

La relevancia de esta reunión se refleja en la participación confirmada de los ministros de Educación de diversos países, como Argentina, Brasil, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Panamá y Paraguay. Estos líderes educativos participarán en diversas actividades, conversatorios y encuentros bilaterales que se coordinarán previamente, fomentando así un intercambio constructivo de ideas y prácticas.

El contexto de esta reunión es crucial, ya que diversas evidencias internacionales señalan que estamos enfrentando la mayor crisis educativa de los últimos 100 años. América Latina y el Caribe, siendo una de las regiones más desiguales del mundo, ha sufrido un impacto especialmente grave, afectando a más de 170 millones de estudiantes que, en promedio, han perdido 1,5 años de escolaridad debido a la pandemia.

Además, los datos revelan deudas históricas en los sistemas educativos de la región para garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad. Se destaca que 4,3 millones de niños y niñas en edad de primaria y secundaria baja permanecen fuera de la escuela, lo que representa un núcleo de exclusión que persiste a pesar de los esfuerzos de los países de la región.

Claudia Uribe, directora de la Oficina Regional de la UNESCO en Santiago, destaca la necesidad de redoblar esfuerzos para colocar la recuperación y la transformación educativa en el centro de la agenda política y social. Se enfatiza que este proceso debe ir acompañado de planes accionables y bien direccionados respaldados por recursos adecuados, ya que el futuro de toda una generación depende de ello.

Nicolás Cataldo, ministro de Educación de Chile, agrega que durante el encuentro se intercambiarán experiencias sobre políticas educativas y su financiamiento. El objetivo es avanzar en la reactivación, recuperación y transformación educativa para abordar los desafíos monumentales que enfrenta la región después del impacto de emergencias y crisis prolongadas como la pandemia. La aspiración final es que los Estados encuentren fórmulas efectivas para eliminar las brechas y garantizar una educación de calidad para todos.

La convocatoria cobra una relevancia especial, dado que influirá directamente en 33 ministerios de Educación, responsables de atender las necesidades educativas de aproximadamente 125 millones de estudiantes y 6,9 millones de docentes. La reunión también servirá como plataforma para avanzar en la definición de políticas públicas orientadas a los aprendizajes fundamentales, algo crucial considerando los desafíos revelados por los últimos resultados de las pruebas PISA 2022, donde tres de cada cuatro estudiantes en la región no alcanzan las competencias mínimas en Matemáticas y más de la mitad carece de habilidades básicas en Lectura y Ciencias.

La Red Internacional de Derechos Humanos Europa (RIDHE) se compromete activamente con causas relacionadas con la educación, abogando por el respeto, la integración y la inclusión. A través de campañas de concientización, presión política y colaboración en red con organizaciones locales e internacionales, la red busca influir en las políticas gubernamentales y en la comunidad internacional. Su objetivo primordial es garantizar la implementación de estrategias efectivas que aborden las raíces de la falta de acceso a la educación, promoviendo así un acceso equitativo a una formación adecuada y de calidad.

OTHER PUBLICATIONS