International Network of Human Rights | Europe
Réseau International des Droits Humains | Europe
Red Internacional de Derechos Humanos | Europa

Derechos de las mujeres

¿Por qué es esencial garantizar los derechos de las mujeres para el bienestar de las sociedades?

La igualdad de género es un derecho humano esencial para mantener el equilibrio de una sociedad democrática y cultivar una relación de paz, prosperidad y colaboración entre los ciudadanos. Este derecho se garantiza cuando las mujeres y los hombres disfrutan de igualdad de oportunidades en todos los sectores de la sociedad. Al proporcionar a las mujeres y las niñas acceso a la atención médica, empleos dignos, autonomía económica y participación en la toma de decisiones políticas, estamos promoviendo una visión humanista que beneficia a las sociedades.

A pesar de los avances a nivel global, la región de América Latina sigue enfrentando discriminación estructural, violencia sexual, falta de acceso a la atención sexual y reproductiva, y la criminalización del aborto. Por lo tanto, es importante garantizar que las niñas y las mujeres tengan la libertad, la información y el apoyo que necesitan para tomar decisiones que les conciernen y actuar en consecuencia para su propio bienestar. Luchando por la igualdad de género, será posible romper el ciclo de discriminación y violencia, garantizar el desarrollo de los niños y cambiar las percepciones sobre las normas de género.

Contexto en América Latina

Aunque todos los países de América Latina han ratificado la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, persiste la desigualdad de género y la violencia contra las mujeres. Esta violencia es particularmente prevalente en las comunidades indígenas y afrodescendientes, que sufren de discriminación interseccional. A pesar de que el sistema Interamericano de Derechos Humanos incluye un poderoso instrumento regional para combatir la violencia contra las mujeres, la Convención de Belém do Pará, el auge del conservadurismo y la inestabilidad sociopolítica están amplificando el fenómeno de la violencia.

Según la CEPAL, en 2021, al menos 4,473 mujeres fueron víctimas de feminicidio en los 29 países y territorios de la región de la CELAC. Además, los matrimonios tempranos y forzados y las uniones infantiles son una realidad en América Latina. Es un fenómeno complejo vinculado a la desigualdad de género, la violencia, la pobreza, la deserción escolar, el embarazo adolescente y marcos legales y políticos inadecuados. En 2019, un estudio de UNICEF muestra que 1.1 millones de adolescentes de 15 a 19 años han experimentado violencia sexual u otras formas de violencia, y que 4 de cada 10 niñas casadas de 15 a 19 años experimentarán violencia a lo largo de sus vidas.

Prioridades de RIDHE

  1. Abogar por la creación de políticas para toda la CELAC que promuevan la participación y el liderazgo político de las mujeres.
  2. Abogar por los gobiernos nacionales para la búsqueda de soluciones que abran el acceso a recursos, empleo y servicios a los grupos excluidos.
  3. Abogar por la integración de medidas de igualdad de género en los programas nacionales.
  4. Defender la despenalización del derecho al aborto en los países en los que aún está penalizado.
  5. Proporcionar formación para crear medios de vida que garanticen el empoderamiento económico de las mujeres.
  6. Proporcionar apoyo psicosocial a las mujeres víctimas de violencia sexual y de género.
  7. Sensibilizar, educar e informar a las mujeres sobre anticoncepción y atención sexual.